Micrófono Mono o Estereo – ¿Qué necesito? Leave a comment

Una de las preguntas más comunes que recibimos es “¿Debo usar un micrófono mono o estéreo? ¿Cuál es mejor y por qué?

Para un principiante del audio parece bastante obvio; el estéreo siempre suena mejor que el mono, y un micrófono estéreo generalmente tiene una etiqueta de precio más alta, por lo que claramente debe ser mejor. ¿No?

Lamentablemente, no es tan simple. Ambos tipos de micrófonos existen por razones muy específicas, y la razón por la que usaría uno sobre el otro depende en gran medida de su situación y entorno de grabación.

Antes de que pueda elegir un tipo de micrófono sobre el otro, necesita mirar cuidadosamente la fuente de sonido que desea grabar, el entorno en el que se encuentra e identificar cualquier posible fuente de ruido o sonido no deseado en las proximidades. Estos factores, combinados con un conocimiento básico de las propiedades direccionales de cada tipo de micrófono, le brindarán una buena plataforma para tomar una decisión informada y obtener los mejores resultados posibles para su grabación.

Primero veremos las propiedades direccionales de cada tipo de micrófono.

En pocas palabras, un micrófono mono usa una única cápsula de micrófono para grabar un solo canal de audio. Esta cápsula casi siempre está orientada hacia delante y, por esta razón, los micrófonos mono se conocen como micrófonos “direccionales”. Estos micrófonos se adaptan mejor a las situaciones en las que solo desea enfocarse en el sonido proveniente de una dirección específica, generalmente al frente, mientras ignora en gran medida el sonido de otras direcciones, como los lados y la parte posterior de su posición.

Los micrófonos estéreo, como su nombre lo indica, usan dos cápsulas de micrófono separadas para grabar dos canales de audio. Estas cápsulas suelen estar en una disposición fija y mirando hacia la izquierda y la derecha de la posición del micrófono, proporcionando una grabación de sonido natural, similar a la forma en que nuestros oídos pueden diferenciar los sonidos a nuestra izquierda y a nuestra derecha. Estos micrófonos son los más adecuados para capturar el ambiente natural de un gran espacio, pero no se centran realmente en una fuente de sonido específica.

Ahora aplicaremos estos tipos de micrófono a dos situaciones de grabación muy comunes pero contrastantes, una entrevista al aire libre y un poco de música en vivo.

 

Ejemplo n. ° 1: Entrevista al aire libre

En una situación de entrevista típica como se muestra en la imagen de arriba, el locutor está orientado en la dirección de la cámara, siendo su discurso el foco principal del audio. Como estamos en un lugar al aire libre, puede haber algún ruido posible o sonido no deseado, como el tráfico, u otras personas hablando en segundo plano que, en la medida de lo posible, NO queremos grabar.

Si abordamos esta situación con un micrófono estéreo, estaremos capturando audio desde la izquierda y la derecha de la ubicación de nuestra cámara. Esto no nos dará el resultado deseado, ya que el entrevistado no será el foco de nuestra grabación de audio.

Al usar un micrófono mono / direccional, colocamos el foco de nuestra grabación de audio únicamente en el entrevistado que habla a la cámara e ignoramos el ruido que rodea el tráfico y otros ruidos. Esto captará la atención del público de manera mucho más efectiva y proporcionará una pista de audio clara para acompañar nuestro video.

 

 

Ejemplo n.° 2: Música en vivo en un escenario amplio

En este ejemplo, tenemos una configuración típica de música en vivo, donde una banda está tocando en un escenario bastante amplio. Los diferentes instrumentos, vocalistas y altavoces se extienden a lo ancho del escenario. El ancho del escenario es importante, ya que el sonido de cada miembro de la banda (amplificado o no) se extenderá de izquierda a derecha, creando lo que se conoce como una imagen estéreo amplia.

Si abordamos esta situación con un micrófono mono (que se muestra con la flecha ROJA), solo estamos capturando el audio de un área específica de la etapa, ignorando en gran medida la información de sonido en las partes más anchas del escenario. El audio resultante sonará muy desequilibrado, con ciertos sonidos que faltan por completo en nuestra grabación.

Mediante el uso de un micrófono estéreo (que se muestra con las flechas AZULES) ahora estamos capturando una amplia gama de sonido, utilizando las cápsulas izquierda y derecha. El audio resultante será una representación natural, realista y equilibrada de lo que podemos escuchar en la sala como un miembro de la audiencia en vivo, ya que cada miembro de la banda estará presente en la grabación, sin énfasis en una fuente de sonido en particular.

Como se demostró, no siempre es el micrófono estéreo más costoso o complejo que es la opción “mejor”. Por supuesto, la selección del micrófono no es lo único a considerar para cualquier tarea de grabación, pero entender cómo funcionan los micrófonos y cómo se utilizan mejor te dará un buen punto de partida para cualquier proyecto.

 

Nota cortesía: Blog Rode Microphones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.