¿Cómo microfonear una batería? – Parte 1

¿Cómo microfonear una batería? – Parte 1

Microfonear un kit de batería puede ser una de las tareas más desalentadoras para los ingenieros de audio en aprendizaje, debido a la cantidad de componentes individuales que componen el kit, su gran proximidad entre ellos y los diferentes sonidos que producen. Sin embargo, es una situación en la que no existen reglas duras o estrictas, simplemente pautas que te orientarán en la dirección correcta y te ayudarán a lograr un sonido que funcione para tu proyecto.

Examinemos algunas de las técnicas más comunes de colocación de micrófonos y los tipos que te ayudarán a obtener un excelente sonido en todo momento.

¡Comencemos desde la fuente!

Antes de colocar micrófonos alrededor del kit, escucha con atención los tambores en vivo. Si los parches son viejos o están desafinados, nada los salvará en la etapa de grabación. Reemplaza los parches de cada tambor gastado y dedica un tiempo para afinar los tambores antes de comenzar. Comprueba si hay algún pedal o hardware que chirría o se agite al tocarlo, eso incluye la silla del baterista. ¡Los micrófonos de condensador sensibles captarán estos sonidos y no habrá forma de eliminarlos una vez que pasen por todas tus pistas!

Por último, dedica algo de tiempo a escuchar la habitación en la que te encuentras. Mueve el kit de batería a diferentes áreas de la habitación para ver si esto cambia el sonido debido a los rebotes en las paredes o techos cercanos. Algunos géneros musicales pueden requerir tonos grandes y reflectantes, pero otros no, por lo tanto, utiliza tu criterio creativo en cuanto a lo que se adaptará al proyecto exacto.

Una vez que tengas la batería bien afinada en el mejor lugar de la sala, puedes empezar a pensar exactamente cómo deseas capturar sus sonidos de la batería.

Microfoneo a distancia.

El microfoneo a distancia, como su nombre lo indica, es la técnica de colocar micrófonos lejos de la fuente, para capturar una grabación natural y ambiental de la batería en conjunto. Esto es común para estilos de música más suaves como el jazz, donde los tambores están en el fondo de la pista, y no se requiere énfasis en los componentes individuales.

El microfoneo a distancia se logra típicamente con uno o solo unos pocos micrófonos, ubicados de forma que se logre un buen equilibrio entre las partes deseadas del kit y la habitación.

Para la configuración de micrófono a la más mínima distancia, prueba con solo un micrófono frente o detrás del kit para capturar la perspectiva del baterista. Intenta encontrar una altura que capture una buena combinación de los bombos, tarola, toms, y también de los platillos. Si el micrófono es colocado demasiado bajo, el golpe del bombo opacará a los demás tambores como la tarola y los toms, si es colocado demasiado alto, los platillos dominarán la mezcla. Cuanto más te alejes de la batería, más sonido de la habitación ingresará a tu grabación, así que trata de encontrar el punto óptimo que te brinde un buen equilibrio de todos estos componentes.

Un micrófono condensador de diafragma grande, como el Sennheiser MK 4 (USD $380.00) o MK 8 (USD $749.00), sería una buena opción para una configuración minimalista, ya que son muy sensibles y cuentan con una amplia respuesta de frecuencia para recoger todos los componentes del kit. Los micrófonos de cinta como el RØDE NTR (USD $682.00) también son una opción popular.

Para capturar una imagen estéreo más amplia del kit, pruebe con un par XY de micrófonos de condensador de diafragma pequeño, como el Sennheiser e614 (USD $280.00) o e914 (USD $509.00) encima del kit, apuntando hacia la izquierda y la derecha del kit, o un par de diafragma grande micrófonos como el RØDE NT1 (USD $334.00) para darle una imagen estéreo aún más amplia. 

Ten en cuenta que con este método estarás grabando todos los componentes de la batería en uno o dos micrófonos, así que no tendrás control sobre la mezcla de componentes individuales en la postproducción. Usar la colocación del micrófono es la única forma en que puede “favorecer” ciertos elementos, por ejemplo, colocando el micrófono más cerca al golpe del mazo del pedal tendrás más bombo en su mezcla, etc.

 

Fuente: Blog Rode Microphones

Compartir esta publicacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *